Código de conducta

Portal patrocinado por

La clase de 2º de ESO, junto a otros colegios de Jerez, hemos ido a hacer una visita al Parlamento de Andalucía, a los Reales Alcázares de Sevilla y a su Catedral.

Nos reunimos en la plaza de la Marina. A las 8:15 horas llegó el autobús y emprendimos el viaje.
El autobús nos dejó en la puerta del Parlamento de Andalucía, donde nos recibieron muy amablemente dos guías que nos explicaron la historia y la parte política del parlamento.
 


 
Según nos explicaron, el antiguo Hospital de las Cinco Llagas alberga al Parlamento de Andalucía. Se empezó a construir en el año 1546, fue un establecimiento caritativo que atendió tanto a mujeres necesitadas como a clérigos enfermos.
A lo largo de los años sufrió diferentes modificaciones y ampliaciones.
En el siglo XIX pasó a convertirse en Hospital Militar. Poco más tarde se transformó en Hospital Central y se cerró en 1972, tras algo más de cuatro siglos de uso hospitalario.

Ante su abandono la Diputación Provincial de Sevilla lo cedió a la Junta de Andalucía.
Tras su restauración fue inaugurado oficialmente como sede del Parlamento Andaluz el 28 de Febrero de 1992.

En el Parlamento se aprueban las normas más importantes de nuestra Comunidad Autónoma, las leyes, que debemos cumplir y respetar para una buena convivencia de todos.
El Parlamento también controla al Gobierno de Andalucía y aprueba el presupuesto económico de la Comunidad, analizando si está bien gastado el dinero recaudado con los impuestos que pagamos los andaluces.
 
A continuación visitamos Los Reales Alcázares, que son un conjunto de edificios palaciegos construidos desde la Alta Edad Media hasta nuestros días.
Cuando llegamos nos estuvieron enseñando las distintas zonas, como la Puerta del León, que es la entrada actual al Alcázar, el Salón de los Embajadores, también llamado de la media naranja, el Patio de las muñecas (éste me gustó mucho porque nos dijeron que había unos rostros de unas muñecas escondidas), el Salón de los Tapices, que era una salón decorado con enormes tapices…



 
Por último fuimos a la Catedral, donde lo primero que hicimos fue subir a la torre de la Giralda, cuyo origen fue musulmán y al conquistarla los cristianos le hicieron un torreón encima.
Fue cansado y divertido porque había muchas cuestas, pero al final mereció la pena al ver las vistas.

Luego nos enseñaron el crucero, en el cual se encuentran la Capilla Mayor, con el Retablo y el Altar Mayor, y el Coro.
El retablo era muy bonito porque estaba dividido en muchos recuadros en los que se representan escenas de la vida de Jesús.
La Catedral estaba llena de tesoros preciosos. El sepulcro de Cristóbal Colón, aunque no es uno de los tesoros, para mi lo es porque era precioso, con cuatro caballeros, cada uno con el escudo de cuatro comunidades levantando un ataúd.
 
En resumen nos lo hemos pasado estupendamente por lo bonito que era todo, ojalá tengamos oportunidad de hacer otras visitas parecidas en otras ciudades de nuestra Comunidad, ya que es una muy buena forma de aprender cómo es y de dónde procede nuestra cultura, la cual es tan rica que merece mucho la pena conocerla.