Código de conducta

Portal patrocinado por

El pasado lunes, 29 de marzo del 2010, quedamos unos cuantos alumnos de segundo de ESO con nuestro tutor para pasar la mañana dando una vuelta en bici. No hemos sido muchos los que hemos ido –en vacaciones, la cama tira demasiado, por lo visto-, pero lo hemos pasado muy bien. Salimos de la Plaza de las Marinas, pasamos por el Minotauro y así, por Madre de Dios y Cuatro Caminos, hasta llegar a la Laguna de Torrox; todo este recorrido lo hemos hecho atravesando Jerez, en perfecta formación, con cierto miedo, en medio del tráfico de nuestra ciudad.
Una vez en la Laguna de Torrox,  estuvimos dando vueltas, mirando por los prismáticos las distintas especies que allí nidifican o reponen energía (Polluelas de aguas, Focha común, Ánade real, Cigüeñuela, Cormoranes… ¡Era increíble!, no lo podíamos imaginar que todos ellos habitaran en ese espacio, desconocido por muchos de nuestra ciudad); nos hicimos algunas fotos y nos paramos también a  tomar el bocadillo de media mañana.
ooo


ooo
La Laguna de Torrox está dividido en dos partes, es como un ocho,  y a cada una de ellas le hemos dado dos vueltas. Cada uno iba a su bola; unos adelantados –Adrián, batiendo marcas-, Miguel, haciendo piruetas, otros muy atrás –Laura, con sus rodillas, Marta con su modelito-, no faltaba quien jugaba a llegar primero o a ver quien aguantaba más sin coger el manillar; pero bueno,todos, incluidos Antonio y Juanda,  hemos acabado sanos y salvos y sin ningún rasguño, y lo mejor de todo ha sido que lo hemos pasado muy bien.
De vuelta a casa, hemos atravesado Jerez desde Cuatro Caminos, a Viguetas Castilla por la Cuesta de la Chaparra (¡Qué cuesta!), el Tempul… Ha habido partes en las que hemos ido andando para que el grupo no se rompiera en las cuestas, pero nosotros, como buenos compañeros, hemos sabido esperar.
ooo



oo
Lo más arriesgado ha sido cruzar las rotondas, nos teníamos que poner de acuerdo para cruzar todos a la vez y no se quedase ninguno atrás ¡lo nuestro es un show…!
 
Tras un gran esfuerzo por volver a tiempo, habíamos quedado en estar en casa a las dos para comer, llegamos de nuevo a la Plaza de las Marinas, donde nos despedimos y cada uno se fue para su casa.

¡HA SIDO UNA MAÑANA DE LO MÁS DIVERTIDO! ¡DEBERÍA REPETIRSE!
El próximo objetivo será la Laguna de Medina.